Posts tagged ‘neocons’

21/03/2010

La destrucción del Estado como objetivo de guerra ¿se refiere a México y la narcoguerra?

por Pok

En el siguiente artículo sería bueno ver los paralelismos entre la guerra contra el terrorismo en Iraq y la guerra contra el narco en México, por supuesto que hay también grandes diferencias, no he dicho que sean lo mismo pero los autores intelectuales en ambos casos son los mismos; neoconservadores estraussianos sionistas

1) Esa guerra (la de Iraq) no tuvo nada que ver con el terrorismo. En el caso mexicano no tiene nada que ver con un combate verdadero al narco.

2) Fue planeada con mucha antelación. En el caso mexicano primero vino la posibilidad de un plan que después sería el Plan México o la Iniciativa Mérida (dentro el marco del ASPAN) y como podemos ver, en lugar de disminuir a aumentado la capacidad del “narco” y ha venido incrementando sus actos violentos, lo más reciente; el asesinato de miembros del consulado de USA en Ciudad Juárez, es decir una guerra en la que en lugar de ir para adelante con un ejército poniendo el orden, va para atrás y el crimen organizado parece fortalecerse en lugar de debilitarse, y se prevé que dure unos 8 a 10 años más (más que la segunda guerra mundial, por lo que es válido sospechar si ¿lo planearon antes?)

3) La destrucción del Estado. Ya muchos han hablado de México como Estado Fallido (junto con Iraq y Afganistán) aunque, lo que personalmente creo es que en el caso de México, el fallido es el gobierno (espurio), no por que sea incapaz de hacer algo para detener la actividad criminal sino porque sospecho que no quiere detenerla, que ha permitido que la violencia se cada vez mayor y pedir más recursos (deuda) para el dichoso plan Mérida, más intervención de USA en México y poner en una situación de vulnerabilidad al Estado Mexicano mientras que contra quienes de verdad mantiene una guerra e contra los movimientos sociales y grupos progresistas.

Y así podríamos hacer más paralelismos con Iraq y México, guardando las distancias, claro, pero mejor lean el artículo:

.

La destrucción del Estado como objetivo de guerra

En el séptimo aniversario de la guerra contra Iraq

Por Lieven De Cauter
Tribunal BRussell

Traducido para Rebelión por Loles Oliván

Al aproximarse el aniversario de la guerra en Iraq, pienso en lo que escribí hace siete años: que esa invasión ilegal no tuvo nada que ver con la guerra contra el terrorismo sino que fue planeada con mucha antelación y no estaba relacionada con llevar la democracia a Iraq sino la destrucción. Fui abiertamente insultado por decirlo. En el mejor de los casos se me consideró encantador o patético por mi rabia aunque no a nivel de la política internacional.

Mientras me dispongo a

read more »

12/09/2009

Muchas preguntas sobre el 11-S que lo pondrán a pensar

por Pok

Cincuenta preguntas sobre el 11-S

Pepe Escobar
Asia Times Online

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Ya es de nuevo 11 de septiembre, ocho años después. El gobierno de George W Bush se acabó. La “guerra global contra el terror continúa, rebautizada como “operaciones de contingencia en ultramar” por el gobierno de Barack Obama. La “nueva estrategia” de Obama – una escalada de la guerra – tiene lugar en AfPak. Osama bin Laden puede estar muerto o no. “Al-Qaeda” sigue siendo una entidad que abarca muchos fantasmas. El 11 de septiembre – el “nuevo Pearl Harbor” de los neoconservadores – sigue siendo el acertijo más tenebroso del joven Siglo XXI.

Es inútil esperar que los medios corporativos de EE.UU. y los operadores políticos de las elites gobernantes pidan una genuina investigación exhaustiva de los ataques contra EE.UU. del 11 de septiembre de 2001. El encubrimiento de faltas ha sido la norma. Pero incluso la lumbrera del establishment, Dr. Zbig “Gran Tablero de Ajedrez” Brzezinski, ex consejero nacional de seguridad, admitió ante el Senado de EE.UU. que la “guerra contra el terror” posterior al 11-S es una “narrativa histórica mítica.”

Las siguientes preguntas, algunas ignoradas en parte y la mayoría por completo por la Comisión del 11-S – sólo constituyen la punta del inmenso iceberg del 11-S. Hay que agradecer el infatigable trabajo de 911truth.org; whatreallyhappened.com; arquitectos e ingenieros por la verdad del 11-S; el documental italiano “Cero-una investigación del 11-S”; y los correos electrónicos de lectores de Asia Times Online.

Ninguna de estas preguntas ha sido respondida de modo convincente – según la narrativa oficial. Corresponde a la sociedad civil de EE.UU. mantener la presión. Ocho años después de los hechos, una conclusión fundamental es imperativa. El edificio de la narrativa oficial del 11-S es simplemente inaceptable.

Cincuenta preguntas

1. ¿Cómo es posible que Osama bin Laden vivo o muerto no haya sido formalmente acusado por el FBI como responsable por el 11-S? ¿Será porque el gobierno de EE.UU. – como lo reconoce el propio FBI – no ha presentado una sola pieza de evidencia convincente?

read more »

01/03/2009

El verdadero poder que está detrás de Obama

por Pok

En esta entrevista realizada por el Deep Journal antes del 4 de noviembre de 2008, es decir antes que el pueblo norteamericano votara para elegir a Barack Obama como nuevo presidente, el historiador estadounidense Webster Tarpley, exponía ya sus principales ideas sobre el nuevo mandatario negro [mulato] de los EEUU. Su investigación fue publicada en el libro «Obama, The Postmodern Coup, The Making of a Manchurian Candidate» (en castellano: Obama: un golpe [de estado] post-modernista, la creación de un candidato manchuriano). ¿Representa Obama un verdadero cambio? ¿O se trata del mismo imperialismo con una operación de cirugía estética?

Tarpley sostiene que hay mucho más detrás de la cara carismática de Obama. Luego de los neo conservadores, el verdadero poder detrás del trono ahora es Zbigniew Brzezinski cuya estrategia, según Tarpley, es mucho mas peligrosa y demencial. Habrá un cambio inmediato en la lista de países-blancos, empezando por Pakistán, [pasando por México] lo que va a expandir considerablemente el teatro de operaciones en función de una agenda geopolítica global que apunta a Rusia y China como blancos finales. Tarpley prevé un resultado catastrófico para el mundo en general si los planes de Zbigniew Brzezinski logran avanzar. Si la visión de Tarpley es acertada o no -el tiempo dirá-, pero a nivel del debate público es oportuno tener en cuenta de los hechos y argumentos que avanza. No obstante, pareciera que análisis ya está siendo corroborada por los eventos que se están desarrollando en Asia del Sur Oeste. A continuación los videos.

Parte 1

read more »

01/03/2009

Krauze; fanático del absoluto libre mercado

por Pok

Krauze incita a los empresarios a rebelarse

Álvaro Cepeda N. (Contralínea)

El historiador Enrique Krauze (y sus acólitos del más antiguo conservadurismo a la extrema derecha contemporánea e intelectuales exquisitos prendidos a las ubres empresariales), a raíz de sus visitas (todo pagado) a Venezuela para analizar, a su manera, al populista Hugo Chávez, se ha vuelto más activo ideológicamente.

Y con motivo de sus palenques para presentar su libro –compitiendo con Luis Pazos para ver quién publica más– ha radicalizado su ferocidad, presa de intolerancia política y dizque cultural, propietario que presume de creerse el clon de Paz y deux ex machina intolerante con las demás religiones por él practicadas, para tratar de exorcizar a quienes no comulguen con sus ruedas de molino.

Es fanático del absoluto libre mercado; de la libertad absoluta y fisiocrática; desfasado del “dejar hacer, dejar pasar” (Ronald L. Meek, La fisiocracia), porque ignora el rendimiento histórico desde cuando menos la Ilustración a nuestra modernidad (de Kant a Kelsen); y de que la conducta ha de normarse jurídicamente y si es más o menos democrática y republicana la convivencia de una sociedad abierta, entonces los fines de esos medios jurídicos lo son de carácter republicano-democrático en la dirección de Tocquevielle a Popper.

Krauze se ha caracterizado por su militancia (como prolífico copiador de biografías políticas, sobre todo). Es adversario del priismo y enemigo a muerte del perredismo. Derechoso, sus inclinaciones están por el panismo, quizá repudiando a los yunquistas con los que choca por instinto religioso (El instinto religioso de R.C. Zaehner, y de Salvador Frausto y Témoris Greco, El vocero de Dios). Pero Krauze es, ante todo, exitoso comerciante: libros, conferencias, notas periodísticas, e ideólogo. A su regreso de Venezuela, se fue a la capital de España para celebrar el mesianismo chavista y ser entrevistado (El País, 16 mayo de 2008).

Tiene Krauze a sus preferidos y sólo ellos tienen cabida en su capilla. Han de tener tendencias neoconservadoras, simpatizantes de la democracia “sin adjetivos”, neoliberales que religiosamente postulen el libre mercado con libertad absoluta (pasando por alto la siempre necesaria regulación del mercado antes y después de Adam Smith, y su “mano invisible” con artritis durante todo el lapso del capitalismo “desde hace cuatro milenios y, en particular, del capitalismo de aventureros y de rapiña”).

Krauze, empero, perdona con sus intereses ideológicos y apoya al neoliberalismo comercial y que los mercados sean totalmente libres, como buen darwinista social que es (R. H. Coase, La empresa, el mercado y la ley, y de Norberto Reich, Mercado y derecho). Por lo tanto quiere empresarios, banqueros, financieros, patrones y, en suma, a toda la elite del dinero, dedicados a la explotación de los trabajadores y mucho muy activos, pero sólo apoyando a las políticas conservadoras y derechistas (en su tiempo lo fueron nazis y fascistas), y para combatir al resto de las políticas y máxime si son populistas, izquierdistas como todas aquellas que huelan a pueblo.

Si esos empresarios no la emprenden también contra los del centro a la izquierda, entonces deben ser colgados. Son los empresarios “miopes” (citando para parecer imparcial a Lenin): “Son especialistas en mirar a corto plazo… son tan miopes que nos van a vender las sogas con las que vamos a colgarlos” (Reforma, 12 de diciembre de 2008). Se duele Krauze de la situación política venezolana, mientras pasa por alto la mexicana con los azules del foxismo y del calderonismo.

Obviamente que todos los ciudadanos han de interesarse, actuar en los actos políticos y permanecer alertas políticamente. Pero Krauze los convoca a intervenir desaforadamente: “…En México, seguimos dormidos… el nivel de las páginas editoriales en los diarios es penosamente bajo, salvo excepciones”. No da nombres, tira la piedra y esconde la mano derecha.

Dice este intelectual orgánico del conservadurismo que en Venezuela existe “una izquierda democrática y liberal moderna”. Allá, pues, presume de estar a la izquierda en simpatías. Aquí se alinea a la derecha, y se va como siempre, contra las universidades públicas mexicanas y alaba las venezolanas porque éstas tienen estudiantes de extrema derecha.

En el exquisito Club de Industriales (corbata, saco, camisa blanca, como exigencia para poder librar la admisión, o a la entrada rentan la indumentaria), Krauze “alertó” a los empresarios como él para que dejen a un lado la “antipolítica” (como ya lo hacen a través del duopolio televisivo, a pesar de las sanciones si incurren en financiar campañas electorales contra los de centro-izquierda).

Krauze quiere un castillo de la pureza para constituir partidos y empresarios a imagen y semejanza de su ideología. Siempre ha tenido ambición por el poder, aunque sea tras el trono. Todo su trabajo es sobre el poder (Hans Kelsen, Eros y Kratos o la ambición por el poder de Aristocles, alias Platón). Y lo único que extraña es no tener “huevos rancheros” con harto picante cuando se va al extranjero.

Admira a Lula da Silva, odia a Hugo Chávez, a López Obrador. Admira a Calderón. Eso sí, para todo invoca, metafóricamente y no, al picante del chile (chili o ají, le corrigieron en Chile). La alternativa es clara: empresarios más activos y más allá de la frontera de la “antipolítica” o colgados con las sogas que ellos mismos, como buenos capitalistas del mercado libre absoluto, vendan, como propone el señor Krauze.

Más de Contralínea:

México: Verdades a medias ante la ONU

Robo millonario a Enciclomedia

Normales Rurales Innecesaria: SEP

Tribunales Agrarios, a Juicio

Jorge Castañeda, ex-asesor de Stanford, el Defraudador


23/02/2009

Blackwater se cambia nombre, ahora es Xe, US Training Center, Inc. y va por nuevas guerras

por Pok

Blackwater, ejército privado en busca de nuevas guerras

Pere Rusiñol (publicado en Rebelión)

Están muy preocupados por la situación en Darfur. Cuando hay una catástrofe humanitaria en cualquier lugar del planeta dicen que están a punto para ayudar en lo que sea. Y no pegan ojo por culpa de las penurias de los atuneros al paso de Somalia. El misterioso nombre de la organización es Xe. ¿Una nueva ONG? No. Antes se llamaba Blackwater, el Ejército privado más famoso del mundo , que busca nuevos horizontes tras perder el negocio en Irak y la marcha de George W. Bush de la Casa Blanca.

Blackwater era uno de los principales socios privados de Bush en su “guerra contra el terrorismo” . Fundada por el fundamentalista cristiano Erik Prince, su cúpula cobijó a muchos neocons procedentes del Ejército y de la CIA. Durante años fueron los reyes en EEUU e Irak: han amasado más de 1.000 millones de dólares desde 2001 en contratos federales, según datos oficiales. Y siempre con licencia para operar sin dar explicaciones.

La imagen de Blackwater empezó a tambalearse en noviembre de 2007, cuando una matanza de 17 civiles iraquíes escandalizó al mundo. Pero la Administración de EEUU siguió protegiendo a una de las empresas más emblemáticas de la era Bush en la medida en que reunía tres de las señas de identidad de su política: guerra, privatización y fidelidad republicana.

Ahora, sin embargo, el imperio suma revés tras revés: en noviembre, Barack Obama desplazó a los republicanos de la Casa Blanca. En diciembre, el Departamento de Justicia de EEUU presentó cargos por homicidio contra cinco agentes de Blackwater , que ya han declarado ante el juez. A principios de enero, se puso fin en Irak a la impunidad legal de los Ejércitos privados. Y a finales del mismo mes, el Gobierno de Bagdad revocó la licencia que permitía a Blackwater operar en el país, como ya había hecho en 2007, aunque entonces Bush renovó igualmente el contrato a Blackwater.

Sin marcha atrás

Esta vez, en cambio, la decisión no tiene marcha atrás porque Washington la ha secundado: a principios de febrero anunció que no renovaría la licencia que le permitía operar en el país árabe, aunque de momento sigue en Afganistán.

Los tres meses que han estremecido a la compañía tuvieron su colofón el 12 de febrero: Blackwater ya no existe más. Se ha reencarnado en el vaporoso nombre de Xe y sus directivos aseguran que reenfocarán el modelo de negocio .

“Hacía meses que veníamos trabajando en la reestructuración de nuestras unidades y esta reflexión se ha concretado ahora”, explica a Público desde EEUU Anne Tyrrell, portavoz de la empresa.

El nombre Blackwater ha desaparecido de todas las unidades. Xe se refiere al conjunto. Y la división que se dedica a las operaciones en el extranjero es ahora US Training Center, Inc. Ni rastro del pasado que lo ataba a Bush.

“El conjunto de cambios internos nos ha llevado a una situación tan apasionante que ha requerido incluso cambiar el nombre”, subraya Tyrrell.

Además de los servicios tradicionales, Xe pone énfasis en los nuevos productos que querría implementar: ofrecerse como cascos azules donde la ONU cojea Darfur, luchar contra los piratas de Somalia y enseñar técnicas de autodefensa a los atletas americanos. “Y siempre estaremos al servicio de nuestro país” , concluye Tyrrell.

Un ejército de aspirantes para repartirse 100.000 millones de dólares

La guerra ha disparado los beneficio de las empresas privadas

Los Ejércitos privados han vivido con George W. Bush una expansión sin precedentes: han ganado más que nunca y han florecido como setas. Según un informe de 2008 del Congressional Budget Office, una entidad vinculada a la Cámara de Representantes, la invasión de Irak supuso un gasto de 100.000 millones de dólares para los contratistas privados , un nivel sin precedentes en la historia del país.

Los Ejércitos privados forman parte de este conglomerado llamado “contratistas privados” que según autores como Jeremy Scahill, autor de uno de los mejores estudios sobre Blackwater, tienen detrás todo un plan para privatizar las guerras. Actualmente, el 50% del dispositivo estadounidense en Irak pertenece al sector privado, según el Congressional Budget Office.

Entre el país árabe y Afganistán suman alrededor de 240.000 empleados . De ellos, sólo una pequeña parte son mercenarios armados equiparables a los soldados: en Irak, las tres empresas acreditadas suman unos 3.500 hombres. Pero sólo son la parte más visible porque muchas operaciones relacionadas con la seguridad se camuflan bajo otros paraguas.

Un mercenario estadounidense en Irak, según datos aportados ante el Congreso estadounidense, puede ganar hasta 1.200 dólares por día de trabajo . Y en ocasiones, las empresas se quedan con buena parte de este dinero contratando a mercenarios de países pobres y pagándoles un sueldo muchísimo más bajo. Varios ex empleados ugandeses de Triple Canopy han denunciado en su país a la compañía porque percibían apenas 30 dólares por día.

Lagunas legales

“A raíz de la guerra contra el terror de Bush, las empresas militares y de seguridad privada tienen gran demanda” , lamenta José Luis Gómez del Prado, experto del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la utilización de mercenarios. Y Gómez del Prado advierte que operan en un entorno legal lleno de “lagunas”.

“Es muy difícil aplicar la definición de mercenario [regulada en una Convención] a los empleados de las empresas militares que están registradas legalmente y que han sabido explotar los vacíos jurídicos”.

31/12/2008

Gaza Bajo la Lupa. EEUU financia a Israel y sus atrocidades (un plus con videos)

por Pok

Bajo la Lupa

Alfredo Jalife-Rahme

El matadero de Gaza: su dimensión financiera y económica

Frente al resto del planeta, Israel es un país bélico y beligerante desde el punto de vista de su estructura económica y presupuestal.

¿El matadero de Gaza forma parte de la aplicación por Israel del Choque y Cheque de civilizaciones?

Israel es el único país del Medio Oriente que cuenta con bombas nucleares, y goza de selectivas canonjías celestiales para ser dispensado en no firmar el Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares

Israel representa(ba) “el país con el mayor gasto militar anual per capita” del planeta: mil 487 dólares, frente a 986 de EU; es decir, 1.5 veces más, cuando el promedio mundial era de 311 dólares

Israel empezó la operación Plomo endurecido sobre territorio palestino el 27 de diciembre

Israel empezó la operación Plomo Endurecido sobre territorio palestino el 27 de diciembre

——-

Falleció Samuel Huntington, autor de la doctrina bélica Choque de civilizaciones (publicada en Foreign Affairs en julio-agosto de 1993, en pleno auge de la unipolaridad de EU), que muy bien pudo haber sido titulada “Cheque” de civilizaciones, debido a la pantagruélica nutrición financiera de la maquinaria bélica que requiere su aplicación global por EU y su aliado Israel.

Después de su desastrosa aventura en Líbano contra la guerrilla chiíta Hezbollah, hace poco más de dos años, Israel libra una guerra más de su extensa lista bélica, esta vez contra los palestinos de Gaza, en espera de su bombardeo prometido a Irán, en caso del triunfo en las urnas el próximo 10 de febrero de Bibi Netanyahu.

¿El matadero de Gaza forma parte de la aplicación por Israel del Choque y Cheque de civilizaciones?

Para justificar el matadero de Gaza, Israel sostiene el maniqueísmo propagandístico que pretende discriminar entre los “malos palestinos” –los fundamentalistas islámicos de Hamas (tildados de “terroristas” y ”antisemitas”), que controlan la hacinada Franja de Gaza–, con los “buenos palestinos” –la Autoridad Nacional Palestina de Cisjordania donde gobierna Mahmud Abbas.

Israel es el único país del Medio Oriente que cuenta con bombas nucleares, que ascenderían a un máximo de 400 ojivas (Boletín de Científicos Estadunidenses: FAS.org), y goza de selectivas canonjías celestiales para ser dispensado en no firmar el Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares, que se exige a todo el mundo, y evadir la inspección de la Agencia Internacional de Energía Atómica. Su dotación nuclear sería impensable sin el financiamiento del exterior, proyecto que rebasa su exigüidad económica.

Más allá de la reprobación universal, con excepción del régimen torturador bushiano y sus aliados a ultranza, sobre el matadero de Gaza que ha instalado el gobierno de Israel, existe una dimensión poco abordada de su financiamiento desde el exterior que hace posible la perpetuación de sus atrocidades y que se encuentra íntimamente vinculada al sionismo financiero.

Son necesarias, pero insuficientes, las condenas al matadero de Gaza, por lo que resulta imperativo exponer la anatomía y el flujograma del financiamiento (de la periferia al centro) de la maquinaria bélica de Israel, que goza de la patente de corso del régimen torturador bushiano.

Frente al resto del planeta, Israel es un país bélico y beligerante desde el punto de vista de su estructura económica y presupuestal.

El manual de la CIA señala que Israel “usualmente exhibe déficits comerciales considerables (sic) que son cubiertos por inmensas (sic) transferencias de pagos desde el exterior y por empréstitos foráneos. Aproximadamente la mitad (¡súper-sic!) de la deuda exterior de su gobierno se adeuda a EU, su principal fuente de ayuda económica (¡súper-sic!) y militar”.

La deuda externa de Israel representa 55 por ciento de su PIB, lo cual destaca que EU contribuye en forma determinante a nutrir su maquinaria bélica.

Israel representa(ba) “el país con el mayor gasto militar anual per capita” del planeta: mil 487 dólares, frente a 986 de EU; es decir, 1.5 veces más, cuando el promedio mundial era de 311 dólares (datos de la CIA de 2002).

Cuando se aborda el gasto militar como “porcentaje del PIB”, en 2006 Israel representa(ba) el séptimo lugar mundial (7.3 por ciento) frente a EU (4.06 por ciento). SIPRI Yearbook 2008 precisa que el gasto militar de Israel asciende a 8 por ciento de su PIB (¡el doble de EU!), cuando se agrega la “ayuda militar de EU por 2 mil 340 millones” de dólares.

Israel se sitúa en el lugar 43 del PIB mundial (164 mil 103 millones de dólares), lo que abulta que su maquinaria bélica sería inimaginable sin la aportación financiera del exterior.

El matadero de Gaza es una de las consecuencias de las causas reales que suelen ser escamoteadas: el financiamiento del complejo-militar-industrial israelí, de la periferia al centro, y en el que juega un papel relevante el sionismo financiero y la expatriación de capitales a Israel.

El banquero Bernard Madoff ha sido señalado, en el contexto de la “mayor estafa financiera de la historia”, de haber desviado los capitales a Israel (entre 50 mil millones y 100 mil millones de dólares). Entre los “inversionistas” de la lista de Madoff se encuentra nada menos que Technion, Instituto de Investigaciones Tecnológicas de Israel, que ocupa los primeros lugares en la clasificación mundial, y cuyos inventos forman parte del complejo-militar-industrial de Israel.

Cabe destacar la expatriación de 400 mil millones de dólares a Israel, días antes de su “quiebra”, del banco de Inversiones Lehman Brothers, que detonó el tsunami financiero global (que, por cierto, infectó a México).

Para ubicar la “naturaleza de las cosas”, como dirían los filósofos helénicos, habría que colocar en perspectiva los casi 500 mil millones de dólares expatriados conjuntamente por Lehman Brothers y Madoff, en caso de resultar ciertas las afirmaciones de los medios financieros especializados de EU: representarían más de tres veces el PIB anual de Israel; es decir, le concederían una oxigenación de tres años de financiamiento en el contexto de la ominosa depresión económica global, lo cual lubricaría y mantendría a flote su maquinaria bélica, y constituiría alrededor de 50 veces (¡súper-sic!) su gasto militar, lo que demostraría fehacientemente que el matadero de Gaza no ocurriría sin los descomunales financiamientos de toda índole desde el exterior.

¿Conocerá Stanley Fischer, anterior vicedirector del FMI y vicepresidente del Banco Mundial, hoy gobernador del Banco Central de Israel, el destino del dinero presuntamente estafado y extraviado por Madoff y Lehman Brothers? ¿Qué opinarán los ciudadanos de EU cuando se conozca la dimensión de la expatriación de capitales de EU a Israel en el contexto del tsunami financiero mundial y la depresión económica de su país?

Llaman la atención los vínculos con Israel de los recientes jerarcas del FMI (Dominique Strauss-Kahn; antes, el mismo Stanley Fisher), del Banco Mundial (Robert Zoellick; antes Paul Dundes Wolfowitz), y del EBRD (por sus siglas en inglés), Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (con Jacques Attali), varios de ellos mancillados con sonoros escándalos de corrupción a cuestas.

En México, cabe acentuar la operatividad circular de los pagarés del Fobaproa/IPAB: entre su firmante, Martín Werner Wainfeld (hoy empleado del banco de inversiones Goldman Sachs, que según The Financial Times se benefició con los “derivados financieros” del efecto Tequila), y su hermano Alejandro Mariano (subsecretario de Hacienda de Agustín Carstens, anterior ejecutivo del FMI), quien los paga religiosamente.

Videos añadidos en este blog:

Estados Unidos financia la masacre en Gaza

Protestas en California

Protestas en USA (Obama es la misma mierda que Bush, desde ahora esta dando apoyo a los actos israelíes, esperen a ver la prolongación de este conflicto y si hay cambios cuando tome posesión de la presidencia de USA)

—–

Documental para entender mejor este conflicto

“Paz, Propaganda y la Tierra Prometida: Los Medios de comunicación estadounidenses y el conflicto israelo-palestino”

Link para verlo en pantalla completa

—–

20/12/2008

La CIA y el Negocio Mundial de las Drogas

por Pok

El papel de la CIA en la producción y comercio de la droga

Por Victor Thorn  (Traducción: Conciencia Verdad)

Afganistán suministra más del 90 % de la heroína mundial, y genera cerca de 200.000 millones de $ en ingresos. Desde la invasión de los EEUU el 7-10-2001, la producción de opio se ha incrementado 33 veces (hasta más de 8.250 toneladas por año).

Los EEUU llevan más de 7 años en Afganistán, han gastado 177.000 millones de $ en ese país, y tienen el Ejército más poderoso y con mejor tecnología del mundo. Los dispositivos de GPS pueden localizar cualquier lugar. Sin embargo, cosechas enormes florecen cada año, aún cuando la producción de heroína es laboriosa, y es un proceso complicado. Las amapolas deben plantarse, cuidar su crecimiento y recolectarse; luego, después de extraer la morfina, deben de cocerse, refinarse, empaquetarse y transportarse desde las zonas rurales, atravesando fronteras.

Producir heroína a partir de la morfina requiere de 12 a 14 horas de reacciones químicas laboriosas. Miles de personas están involucradas, sin embargo—a pesar de todos los recursos de que disponen los EEUU—la heroína continúa aumentando en todo el mundo.

El sentido común sugiere que este comercio tan prolífico durante tantos años, no es un accidente, especialmente si tenemos en cuenta la historia. En los tiempos de la guerra de Vietnam, la CIA operaba allí, el Triángulo Dorado suministraba la mayor parte de la heroína mundial. Después de acabar la guerra de Vietnam en 1975, un suceso intrigante tuvo lugar en 1979 cuando Zbigniew Brzezinski manipuló secretamente a la Unión Soviética para que invadiera Afganistán. Secretamente la CIA, junto al ISI de Pakistán, financiaba a los mujaidines de Afganistán para que combatieran a los soviéticos.

Antes de esta guerra, la producción de opio en Afganistán era mínima. Pero según el historiador Alfred McCoy, un experto en la materia, se produjo un cambio de enfoque.

“A los dos años de operaciones de la CIA en Afganistán, la zona fronteriza de Pakistán y Afganistán se convirtió en la mayor productora de heroína mundial.”

Pronto, como señala el profesor Michel Chossudovsky,

“miembros de la CIA de nuevo controlaron el comercio de heroína. A medida que los mujahideen controlaban el territorio de Afganistán, ordenaban a los campesinos plantar amapolas como impuesto revolucionario. A lo largo de la frontera de Pakistán, los líderes afganos y los consorcios locales, bajo la protección de los servicios de inteligencia de Pakistán operaban centenares de laboratorios de heroína.”

Finalmente, la URSS fue derrotada (su versión de Vietnam), y acabaron perdiendo la Guerra Fría. Durante su investigación, McCoy descubrió que

“la CIA apoyaba a varios señores de la droga afganos, por ejemplo a Gulbuddin Hekmatyar. La CIA no manipulaba directamente la heroína, pero proporcionaba a sus alíados con los medios necesarios de transporte, armas, y protección política.”

En 1994, una nueva fuerza emergió en la región—los talibanes—quienes se hicieron con el comercio de droga. Chossudovsky descubrió que “los norteamericanos habían apoyado secretamente la toma de poder de los talibanes, a través de los pakistaníes [concretamente a través del ISI].”

Estos extraños compañeros de cama soportaron una relación inestable hasta julio del 2000, momento en el que los talibanes prohibieron el cultivo de amapolas. Esto, junto a otros desacuerdos sobre la construcción de oleoductos a través de Eurasia, supuso un serio problema para los centros de poder occidentales.

Sin el dinero de la heroína a su disposición, miles de millones de dólares no podrían canalizarse hacia los proyectos secretos de la CIA.

Presintiendo el problema en esta región volátil, 18 neocones influyentes firmaron una carta en 1998 que se convirtió en un plan de guerra—el infame Project for a New American Century (PNAC).

Quince días después del 11/9, el director de la CIA George Tenet, envío a su grupo de operaciones especiales de máximo secreto, el Special Operations Group (SOG), a Afganistán. Una de las mayores revelaciones del libro de Tenet, titulado At the Center of the Storm, fue que las fuerzas de la CIA dirigieron la invasión de Afganistán, no el Pentágono.

En el número del 26 de enero del 2003 de la revista Time, Douglas Waller describe la reacción de Donald Rumsfeld a estos acontecimientos.
“Cuando sus asistentes le dicen a Rumsfeld que sus equipos A de boinas verdes (Army Green Beret A-Teams) no podían ir a Afganistán hasta que la CIA preparara el terreno con los señores de la guerra locales, estalló, ‘Tengo a toda esta gente armada, ¿y tenemos que esperar como pajaritos en su nido a que la CIA nos deje ir?’”

Pero el verdadero operador en Afganistán era Richard Armitage, un personaje cuya leyenda dice que era el mayor traficante de heroína en Camboya y Laos durante la guerra de Vietnam; director de la oficina de control de narcóticos en el extranjero del Departamento de estado (una tapadera para los tratos de la CIA en el tráfico de drogas); jefe de la Far East Company (usada para blanquear el dinero de la droga generado en el Triángulo Dorado); un enlace cercano a Oliver North durante el escándalo del Irán-Contra en el que se intercambiaba cocaína por armas; un oficial importante del Pentágono en las operaciones encubiertas de terror en la época de George Bush padre; uno de los firmantes originales del infame documento del PNAC; y el hombre que ayudó al director de la CIA William Casey en la entrega de armas a los mujahideen durante su guerra contra la URSS. Armitage estaba destinado en Irán justo antes de que el Ayatollah Ruhollah Khomeini derrocó al shah.

Cheney y Armitage tenían negocios en común en el oleoducto de Asia Central contratado por Unnocal. El único problema que se interponía entre ellos y las vastas reservas energéticas del Mar Caspio eran los talibanes. Desde los años 80, Armitage consiguó muchos alíados dentro del ISI pakistaní. Fue también uno de los “Vulcanos”—junto a Condi Rice, Paul Wolfowitz, Richard Perle, y Rabbi Dov Zakheim—quienes coordinaron las iniciativas de Bush geoestratégicas en política exterior.

Después del 11/9, Armitage negoció con los pakistaníes antes de la invasión norteamericana de Afganistán, y fue el subsecretario del Departamento de Estado. Sus enemigos eran los talibanes, por supuesto.

Pero George Tenet, Colin Powell, Porter Goss, y Armitage desarrollaron una estrecha relación con el jefe militar del ISI—el General Mahmoud Ahmad— quien fue citado en un informe del FBI de septiembre del 2001 por “apoyar y financiar a los supuestos terroristas del 11/9, así como tener relaciones con al Qaeda y los talibanes.

El presidente afgano Hamid Karzai no solo colaboró con los talibanes, sino que también estaba en la nómina de Unocal a mediados de 1990. Un periódico saudí, Al-Watan, lo descreibe también como “un espía de la CIA encubierto desde los 80, que colaboró con la CIA para financiar la ayuda de los EEUU a los talibanes.”

Capturar una fuentea abundante de heroína era una parte integral de los EEUU en su “guerra contra el terror.” Hamid Karzai es un títere de la CIA; Afganistán es un narcoestado.

En el año 2003 la administración Bush rechazó destruir las cosechas de amapolas, a pesar de tener la ocasión de hacerlo.

Victor Thorn es un investigador, periodista y el autor de muchos libros sobre el 11/9 y el Nuevo Orden Mundial, 9-11 Evil: The Israeli Role in 9-11 y Phantom Flight 93.

Si les interesa esto les recomiendo Ver el Documental Atentados con Bandera Falsa

06/11/2008

77 Largos Días para que se vaya Bush

por Pok

Las 12 razones (estratégicas) que pueden terminar con Obama antes de asumir

bush6

Sin alteración en la agenda electoral, se cumplió la profecía de campaña: Con guerra ganaba McCain, con crisis financiera ganó Obama. Ahora puede cumplirse otra profecía: Bush y los halcones tienen 77 días para construirle a Obama un “campo minado” que estalle antes de que asuma y lo conviertan en un presidente debilitado y sin autoridad (un virtual derrocamiento antes de asumir). Hay un tablero con 12 frentes de conflictos estratégicos cuyo botón de activación está en manos de Bush y de los halcones de la Casa Blanca. En esa agenda, el triunfo electoral de Obama es apenas una anécdota.

Las encuestas marcaron el ritmo del resultado: Más del 70% de los estadounidenses consideran la “seguridad nacional” de EEUU y la “guerra contraterrorista” como cuestiones prioritarias ante cualquier otro tema, y más de un 66% consideraban a McCain como el “más apto” para comandar un conflicto militar. En las antípodas, más de un 70% se inclinaba por Obama a la hora de resolver la crisis financiera.

barack-mccain_081027

El resultado era cantado: Con guerra y terrorismo ganaba McCain, con crisis financiera y sin conflicto militar-terrorista ganaba Obama (como finalmente sucedió).

Los primeros que lo sabían eran los halcones republicanos que dejaron -para sorpresa de los expertos- que Barack Obama se convirtiera en Presidente de EEUU sin activar ninguno de los conflictos militares latentes existentes en Asia, Medio Oriente y Europa del Este.

Tampoco, en ningún momento -y también para sorpresa de los especialistas- aparecieron las clásicas “amenazas terroristas” (en videos) de Bin Laden que se hicieron presentes cíclicamente cada vez que la administración Bush necesitó “legitimarse” local e internacionalmente (ya sea para una elección interna, para levantar imagen o para justificar una invasión militar).

Durante ocho años de gestión, Bin Laden y Al Qaeda se convirtieron casi en una “herramienta de Estado” para Bush y los halcones neocons que convirtieron al “terrorismo” ( y a la “guerra contraterrorista”) en su principal estrategia de supervivencia en el poder.

Hay suficientes pruebas históricas en la materia: El 11-S sirvió de justificación para las invasiones de Irak y Afganistán, el 11-M en España preparó la campaña de reelección de Bush y fue la principal excusa para que EEUU impusiera en la ONU la tesis de “democratización” de Irak legitimando la ocupación militar, el 7-J en Londres y las sucesivas oleadas de “amenazas” y “alertas rojas” le sirvieron a Washington para instaurar el “terrorismo” como primera hipótesis de conflicto mundial, e imponer a Europa los “planes contraterroristas” hoy institucionalizados a escala global.

En la reelección presidencial del 2004, cuanto Kerry punteaba por una pequeña diferencia las encuestas, a pocas horas de los comicios, Bin Laden se hizo presente amenazando con hacer estallar la zona financiera de Nueva York y con una oleada de atentados en Europa. Bush fue reelecto.

¿Porqué Bin Laden y Al Qaeda no se hicieron presentes esta vez para rescatar a McCain y asegurar la continuidad de la Casa Blanca en manos de los republicanos?.

Hay tres razones principales: La debilidad de Bush (termina su ciclo con el más alto grado de desprestigio que haya cosechado un presidente norteamericano en toda la historia), la crisis financiera (un conflicto militar, un atentado o una escalada de amenazas podrían hacer estallar los mercados mundiales y sumir a EEUU en un caos), la pérdida de influencia de EEUU como potencia capitalista regente que se acentuaría con cualquier acción militar en campaña electoral (cuando Putin advirtió sobre el “uso electoral” del conflicto del Caucaso, la UE  se abrió de las posiciones de EEUU y negoció con Rusia).

En el preciso instante que  Barack Hussein Obama fue consagrado presidente electo de EEUU, se abrió un nuevo escenario para Bush y los halcones de la Casa Blanca: Desde ahora, todo lo que suceda comenzará a formar parte del legado que recibirá el “presidente negro”.

Desde ahora, Obama dejó de ser el “candidato” para convertirse en el meridiano de todos los acontecimientos (internos y externos) que tengan como protagonista al Imperio USA. Aunque “técnicamente” gobierne Bush, los ojos del mundo estarán fijos en Obama. Todo lo que suceda de aquí hasta que asuma en enero será incorporado a su mochila presidencial en carácter de “carga” heredada.

Y hay un detalle clave: Faltan 77 días para que Obama asuma el cargo de presidente en ejercicio de EEUU. Casi un cuarto de año (el actual colapso estalló y se configuró en un mes) con crisis financiera, con proceso recesivo y despidos masivos que empiezan extenderse de USA-Europa a todo el planeta. Y ya no será Bush sino Obama el que tendrá que dar -de ahora en más- las respuestas.

Y hay otro detalle clave: En los hechos, y durante los 77 días que faltan para que asuma Obama, serán Bush y los halcones los que tomen las decisiones estratégicas en la conducción del Estado Imperial norteamericano. Obama estará en el centro de todas las cuestiones estratégicas, pero el que gobernará será Bush.

Para los expertos: Los 77 días que le faltan a Obama para asumir en el cargo de Presidente, serán los 77 días que tienen Bush y los halcones para conspirar.

Con una diferencia práctica: Bush ya no está en el centro de la tormenta, el que está en el eje del huracán es Obama. El 4 de noviembre marcó el inicio de otra película, con Obama protagonizando y Bush decidiendo.

El Stalingrado de Obama

barack-obama-capitol

No fueron pocos los analistas que durante la campaña esgrimieron la teoría de un “golpe de Estado” conservador en caso de que Obama ganara la presidencia. Es una hipótesis insuficiente, dado que una acción semejante (en medio de la crisis económica-fianaciera) terminaría de derrumbar la cada vez más deteriorada imagen de EEUU en el escenario mundial.

Desde la semana pasada, y mientras Obama pulverizaba a McCain en las encuestas, surgió en los corrillos políticos, diplomáticos y periodísticos de EEUU la teoría del “campo minado” contra Obama.

Según esa hipótesis, Bush y los halcones, durante los 79 días que faltan para la asunción de la nueva administración, sembrarían de conflictos el camino de Obama, haciendo que el nuevo presidente asuma desgastado y abrumado por una escalada de conflictos (hoy latentes) que se sumarían a la crisis económico-financiera.

Ya no se habla de un “golpe de Estado”, sino de una “Operación Stalingrado”: Centrar toda la expectativa internacional en Obama, dejarlo entrar, y desde ahí rodearlo con los conflictos activados obligándolo a que asuma en medio de una crisis con distintos epicentros. Algo así como terminar con Obama antes de que asuma.

Durante los 79 días que faltan para la nueva asunción presidencial hay un tablero y un escenario que pueden jugar Bush y los halcones republicanos para desgastar a Obama y obligarlo a que asuma en medio de una crisis multiplicada.

Los 77 días de Bush

misil

Los frentes de conflictos abiertos que pueden estallar o ser detonados por la Administración Bush antes de terminar su mandato y de que asuma Obama, son los siguientes:

Militares

1- Ataque a Irán por parte de EEUU o Israel (un plan ya agendado y planificado por el Pentágono)

2 – Conflicto militar con Siria con participación de Irak (serviría de justificación para una reacción de Irán y un ataque de EEUU a Teherán)

3- Desenlace militar judeo-norteamericano en Líbano y Gaza (la “solución militar” pedida por Israel antes del retiro de Bush)

4 – Escalada militar con Rusia y Venezuela en el Caribe (la prolongación del conflicto del Cáucaso y de Europa del Este).

5 – 11-S terrorista en EEUU y/o Europa (Consolidación y aggiornamiento de la “guerra contraterrorista” liderada por EEUU).

6 – Golpe de Estado en Pakistán,  y extensión del conflicto de Afganistán (“Afganización” y ocupación militar de Pakistán).

7 – Escalada militar en el Cáucaso o en Europa del Este (Utilización de Ucrania y de Polonia como arietes de un nuevo conflicto militar con Rusia)

8 – Invasión y ocupación de Turquía en el Kurdistán iraquí (Produciría una reacción encadenada desde Irak a todo el Medio Oriente).

9 – Conflicto nuclear Corea del Norte (Pyongyang ya pateó el tablero del acuerdo con EEUU y reanudó la actividad de su programa nuclear con la activación de su principal reactor)

Económicos-sociales

10- Recesión con estallido social en EEUU (Las bases están sentadas con los despidos en masa que ya están realizando los bancos y empresas).

11 Recesión con estallido social en la Unión Europea (no a causa del precio de la energía y los alimentos como ya sucedió este año, sino a causa de los despidos de trabajadores que ya se verifican en bancos y empresas).

12- Colapso recesivo en China y los tigres asiáticos (Paralizaría en más de un 60% el comercio de exportación e importación y haría estallar, en primer término, las economías de EEUU y la Unión Europea).

Resumiendo:

Con el resultado de la elección en EEUU, este martes, Bush se “retiró de escena” y todo el protagonismo y el centro de la atención mundial  de ahora en más recaerá sobre el presidente electo Barack Obama.

Bush seguirá presidiendo EEUU, pero lo que pase será cargado al futuro archivo presidencial de Obama.

Serán 77 días, casi un cuarto de año,  donde cualquiera de los conflictos latentes enumerados pueden estallar y generar una reacción en cadena antes y durante la asunción de Obama.

Se trata de un “campo minado”, donde la potestad de hacer estallar o neutralizar los explosivos se encuentra en manos del actual presidente de EEUU, o sea de Bush, con Obama como “estrella” y máximo  heredero del desastre. Obama ya es la nueva cara visible de la Casa Blanca, pero el que todavía tiene el poder es Bush.

Para destruir a Obama antes de que asuma, la administración de los halcones sionistas neocons solo tiene que elegir la hora y accionar el botón del “campo minado”.

Como se señala en una multitud de informes de especialistas, Cheney y Bush tienen compromisos firmes con los halcones militaristas de Tel Aviv que buscan terminar con el plan nuclear de Irán antes de que desarrolle la bomba.

Si bien Obama es un hijo dilecto del lobby sionista (liberal) de Wall Street, Israel y el lobby sionista neocons que hoy controla la Casa Blanca temen que su postura “negociadora” distraiga la operación militar contra Irán fortaleciendo la resistencia islámica en todo el Medio Oriente.

En la última cumbre EEUU-Israel en Washington, según The New York Times y los principales diarios norteamericanos, ya se acordaron acciones militares en Medio Oriente para destruir la capacidad de Irán para fabricar la bomba nuclear, antes de que termine el mandato de Bush.

Bush y los halcones tienen 77 días para construirle a Obama un “campo minado” que estalle antes de que asuma y lo conviertan en un presidente debilitado y sin autoridad (un virtual derrocamiento antes de asumir).

Hay un tablero con doce frentes de conflictos estratégicos cuyo botón de activación está en manos de Bush y de los halcones de la Casa Blanca.

En esa agenda y ese escenario, el triunfo electoral de Obama es apenas una anécdota.

Informe Especial
Manuel Freytas
Periodista, investigador y analista, especialista en inteligencia y comunicación estratégica.
Es uno de los autores más difundidos y referenciados en la Web.

Ver sus trabajos en Google

IAR Noticias