Posts tagged ‘Genaro Góngora Pimentel’

15/05/2012

Peña Nieto miente, la SCJN no valido las violaciones de Atenco

por Pok

Esta es la resolución de la SCJN sobre el caso Atenco y la opinión expresada durante la resolución por el entonces Ministro en Funciones Genaro Góngora Pimentel y que puntualizan toda la serie de violaciones de derechos humanos que el gobierno de Peña Nieto realizó en contra de la población, lo que pone a Peña Nieto como mentiroso pues la SCJN no valido sus violaciones de derechos humanos:

.

.

.

<div >

30/11/2011

#juicioaCalderón Personalidades piden a Calderón reconsiderar su respuesta ante demanda (Aristegui en CNN en español)

por Pok

Diego Valadés, Genaro  Góngora Pimentel, Raúl Vera, Edgardo Buscaglia, Lydia Cacho,Sergio Aguayo,Lorenzo Meyer, Jorge Zepeda, Alberto Asís, Agustín Basave, Paula Vega González, John Ackerman, Epigmenio Ibarra, entre muchos más, piden a Calderón reconsiderar su respuesta de demandar a quienes han acusado a él y su gobierno así como al mismo crimen organizado ante la Corte Penal Internacional:

Parte 1

Parte 2

read more »

13/02/2009

Jueces: Coyotes con Toga (Caso Atenco)

por Pok

Coyotes togados, que no juristas

María Teresa Jardí (Diario Por Esto)

Todos de acuerdo en la legalidad y además legitimidad del uso de la fuerza pública para controlar “vándalos” que osaban querer proteger su forma de vida como vendedores de flores en un trocito (los dueños de todo son los gobernantes y los empresarios y los altos funcionarios y los gobernados deben acatar que así son las cosas sin chistar ni protestar) de la vía pública.

detention_atenco1


“Vándalos con machete” que solitos se pusieron en la mira de policías “de hasta abajo” que obraron, “por cuenta propia”, con exceso. Ni modo, las apabullantes evidencias, y saberse vistos en la tele, aunque sea por un puñado de personas, dejan ver, hasta a los ciegos ministros, que las graves violaciones a los derechos humanos se dieron tal y como han denunciado las víctimas.


Coyotes togados, que no juristas, son los también cómplices, que hoy cobran millonarias recompensas, como parte de la farsa que los convierte desde la cabeza del agotado Poder Judicial, que daría risa si no fuera tan dramática la constancia de en lo que se ha convertido también ese poder, imprescindible como defensor de los gobernados, comparsa a modo del sistema más corrupto del planeta.

scjn-jueces


Son parte, no tiene remedio, los ministros de la antaño respetada Suprema Corte de Justicia de la Nación, del sistema a la mexicana, que se impone, con cinismo, en contra de millones de personas, a las que las Corte les está haciendo saber que no tienen derecho ni a un trocito de la vía pública para ganarse la vida y, que el mismo sistema impuesto por canallas a modo de la peor de las caras del sistema capitalista, que autoriza el rescate de bancos cancelando la vida digna a varias generaciones de millones de mexicanos que “todo lo aguantan”, tiene permiso para asesinar, torturar y violar hombres, mujeres, ancianas y niños. Y que, si llegan los casos a la Corte, se verá obligada a “recomendar” que se castigue a los autores materiales de más bajo nivel. Chivos expiatorios, pues. Aunque bajo cuerda y lejos de los reflectores de la tele, es obvio, que también recomendará que se tenga “piedad” y no se extreme la “dureza” de los que saben los ministros que recibieron la orden y el permiso de atacar de manera brutal a gobernados indefensos.


Toda la argumentación es falsa y los saben los ministros. Si fuera cierto que en la primera reunión de altos mandos la orden sólo fue la de “rescatar” la carretera cerrada y en la reunión de segundones, éstos ordenaron, a los de tercero, hacerlo sin violar las garantías, entonces el caso no estaría siendo discutido por los “sesudos ministros”, simple y llanamente porque no habría prevalecido la IMPUNIDAD ante los EXCESOS por policías “de hasta abajo” cometidos.

atenco-b


No tienen vergüenza. El escenario es el montaje de una obra de teatro en la que cada ministro representa, sin salirse del guión, sin levantar la voz, con una pulcritud extrema, sin una palabra altisonante, con el “respeto”, abominable, “que usted me merece, señor o señora, ministro” de la derecha de confesionario, la parte del papel asignado con antelación, de cara a salvar de toda responsabilidad a Peña Nieto y a Medina Mora. Pero como es evidente que de ahí vino la orden, que seguramente también fue compartida por Fox, tienen que salvar también a los otros de segundo nivel y a los de tercero y de cuarto y achacarles la culpa a los de quinto, porque no les queda más remedio. Que no se haga ilusiones nadie de que Genaro Góngora renunciará a sus jugosos emolumentos ante la cínica evidencia de que Peña Nieto y Medina Mora han sido exonerados por completo. Más limpios que los cisnes que cruzan el pantano sin mancharse quedarán esos impresentables sujetos con la resolución de la Corte a lo ocurrido en Atenco.


Fascistas, que son, están absolutamente de acuerdo los ministros, en que los únicos culpables son los habitantes de Atenco. A los que además se les ofreció ponerles un aeropuerto –debidamente puestos de acuerdo con los patos, con los que sí hablaba el desgobierno foxista– y lejos de caer de rodillas agradecidos por haber sido los elegidos, se opusieron, y, por ello, amén de ser un mal ejemplo que no podía permitirse, merecían “el castigo” que recibieron.

11/02/2009

Sí hubo violación a Derechos Humanos en Atenco, pero que no fue planeada por alguna autoridad

por Pok

Coinciden los ministros en que en Atenco era necesario emplear la fuerza pública, pero que por la manera en que se desarrollaron los hechos pudo constatarse que se registraron violaciones graves a diversas garantías

Para la sesión de mañana también se espera que el Pleno de la Corte comience a revisar qué autoridades estuvieron involucradas en estos hechos.

atenco-corte

Carlos Avilés Allende
El Universal
Ciudad de México Martes 10 de febrero de 2009

La mayoría de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación llegó a la conclusión de que sí se registraron violaciones graves a las garantías de la población en los enfrentamientos registrados en la comunidad de Atenco, el 3 y 4 de mayo de 2006, durante el segundo día de análisis en torno a este caso.

Pero dejaron pendiente, para la sesión de mañana, precisar cuáles fueron los derechos de los pobladores que se violaron.

Aunque a lo largo de la discusión hubo coincidencias en el sentido de que se violaron los derechos a la vida, a la libertad sexual, a la no discriminación por género y a no ser torturado, a la integridad personal, al debido proceso legal, a la justicia, a la igualdad ante la ley, a no ser detenido arbitrariamente, a la inviolabilidad del domicilio, a la libertad de trabajo y de expresión.

Los ministros José de Jesús Gudiño Pelayo, Genaro Góngora Pimentel, Juan Silva Meza, Sergio Valls Hernández, Mariano Azuela, José Ramón Cossío, Olga Sánchez Cordero, Fernando Franco González Salas, Margarita Luna Ramos, Guillermo Ortiz Mayagoitia, aunque con diversos matices, coincidieron en que en Atenco sí era necesario emplear la fuerza pública, pero que por la manera en que se desarrollaron los hechos se pudo constatar que sí se registraron violaciones graves a diversas garantías.

Sin embargo, en casos como el de la muerte de los jóvenes, Javier Cortés y Alexis Benhumea, la mayoría de la Corte se ha pronunciado por no determinar si los responsables de su muerte fueron o no policías, por no contar con pruebas suficientes para determinar quién detonó la bala que mató al primero ni quién arrojó el artefacto que hirió y provocó la muerte del segundo.

El ministro Sergio Aguirre Anguiano fue el único que se pronunció por declarar que no existieron violaciones graves a las garantías de la población de parte de los policías.

Para la sesión de mañana también se espera que el Pleno de la Corte comience a revisar qué autoridades estuvieron involucradas en estos hechos.

La discusión en torno a la participación de la autoridades que intervinieron en el conflicto partirá de la propuesta que presentó el ministro José de Jesús Gudiño Pelayo, como encargado del caso, en el sentido de declarar que si bien la violencia no fue planeada por autoridad alguna, sí se encontraron elementos que permiten considerar que, una vez que se dieron los enfrentamientos y las detenciones, las agresiones fueron permitidas y alentadas por los mandos de la policía que estaban al frente de los operativos.

Se trata de una conclusión que de antemano, y antes de empezar la discusión de este punto, fue puesta en duda por el ministro Genaro Góngora Pimentel.

En opinión de Góngora la violencia que se registró en los enfrentamientos fue un acto de venganza planeada por autoridades de rangos “superiores”, a quienes calificó como los autores intelectuales de las agresiones.

Más información en Resiste Acapulco