Insistencia: Los militares no deben estar en las calles

por Pok

Desde que el espurio de Felipe Calderón usurpó la presidencia decidió sacar a los militares supuestamente para combatir al narcotráfico, aunque su verdadera intención es la de amedrentar a la población con actos violentos, recordemos lo ocurrido con doña Ernestina Asención Rosario en Veracruz, con una familia en Sinaloa, los abusos en Michoacan, entre otros. Cuando la lógica indica que al narco se le combate usando los aparatos de inteligencia del Estado y la policía.

____________ Actualización al 13 de enero de 2008:

Asesinan a un joven por no detenerse en un retén militar en Michoacán

La Jornada En esa entidad acusan a elementos castrenses de realizar cateos sin ninguna orden

Militares y policías federales ultimaron a un joven de 17 años, quien acompañaba a un amigo que hizo caso omiso de los señalamientos de que se detuviera en un retén instalado en la ciudad de Huetamo, informó la Procuraduría de Justicia de Michoacán.

Los hechos ocurrieron la noche del viernes cuando Víctor Alonso de la Paz Ortega viajaba como copiloto de Juan Carlos R. García, en una camioneta con placas NH80812 de Michoacán. Elementos del Ejército Mexicano, de la Agencia Federal de Investigación y la Policía Federal Preventiva pidieron al conductor que detuviera el vehículo para revisarlo, pero éste aceleró, por lo que le dispararon y uno de los proyectiles le dio en la espalda a su amigo y le ocasionó la muerte.

Elementos del Ejército también fueron acusados ante Erick Alejandro González Cárdenas, visitador regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Apatzingán, de haber cateado las viviendas de Javier Ortiz, encargado del orden de La Limonera, municipio de Tepalcatepec, y de otras autoridades locales sin ninguna orden de por medio, pero además golpearon y le pusieron en la cabeza una bolsa de plástico al señor Miguel Ángel Alcázar, lo que le provocó un desvanecimiento. Los hechos ocurrieron, según los denunciantes, el 9 de enero.

En otras acciones ocurridas en los estados de México, Quintana Roo, Sinaloa, Guerrero, Durango y Chihuahua fueron asesinadas 10 personas, la mayoría relacionadas con el crimen organizado.

Asimismo, dijo que Gabino Reyes Zavala y su novia Cristina Nava Sánchez, de 15 y 16 años de edad, fueron agredidos a balazos la noche del viernes en la colonia Bosques de Salvárcar, y murieron cuando eran trasladados a un hospital. Nota completa aquí

________

El ejército contra ciudadanos inocentes, ahora en Tamaulipas:

Ahora acusan a militares de tortura y rapto en Tamaulipas

Readacción El Universal Viernes 12 de octubre de 2007

Luego del asesinato de tres civiles durante una confusa persecución militar en el municipio de Jaumave, 40 kilómetros al sur de Ciudad Victoria, Tamaulipas, se incrementaron las acusaciones contra efectivos del Ejército mexicano tras la liberación de 21 personas que aseguraron haber sido detenidas, secuestradas y torturadas por soldados en esa región.

“Me golpeaban mientras me tenían esposado y nomás escuchaba que decían que me siguieran pegando”, dijo Antonio Barra Castillo, un veracruzano que aseguró que viajaba a Ciudad Victoria a conseguir trabajo, cuando fue detenido por los soldados en el municipio de Jaumave.

La mayoría de los 21 liberados coincidieron en haber sido detenidos la noche del sábado pasado cerca del ejido La Reforma, municipio de Jaumave, en una zona aledaña al lugar en el que ese mismo día en el área de un retén militar fue baleada una camioneta con cinco tripulantes y mataron a tres de ellos. Los liberados también coincidieron en que los militares detuvieron a 31 personas, sin que se pudiera establecer la situación de las otras 10. Los 21 detenidos fueron liberados por la subdelegación de la Procuraduría General de la República (PGR) con sede en Ciudad Victoria, luego de permanecer en un cuartel y después entregados a esa dependencia. Ante periodistas y fotógrafos, algunos de los liberados dijeron haber sido obligados a descender de autobuses en un retén y otros capturados cuando transitaban por la carretera o en parajes aledaños, por soldados que los subieron a los transportes en donde los golpearon de manera continua, por lo que mostraron señales de hematomas en partes del cuerpo. Muchos se negaron a dar su nombre, pero otros accedieron a identificarse, como en el caso de Jorge Ruiz Martínez, Hipólito Muñiz Díaz y Juan Rogelio Hernández, a quienes esperaban varios de sus familiares. Fue a llevar dinero a su abuelita Fabián Aguilar Capetillo, de 28 años y residente de Ciudad Victoria, dijo que viajó al ejido La Reforma para acompañar a Ricardo Rodríguez Aguilar, quien le llevaba dinero a su abuelita. “Cuando estábamos esperando el autobús para regresar a Victoria, unos militares nos detuvieron y subieron a un camión y nos empezaron a golpear con tubos en la cabeza y nos dejaron encerrados como dos días”, aseguró. Osvaldo Rodríguez Pérez, de 28 años, dijo haber recibido un balazo en un dedo del pie izquierdo, cuando estaba con los ojos cubiertos y con los oídos tapados. Dos de los liberados que pidieron omitir su identidad dijeron que José Enrique Cuervo García tuvo que ser hospitalizado luego de que los militares lo lanzaron hacia el piso desde un camión en marcha. Sin embargo, ninguno de los liberados presentó una denuncia formal contra los efectivos del Ejército. “¿Para qué?, no sirve de nada, ellos son militares y no les van a hacer nada”, argumentó un joven de 19, quien se identificó como Jorge Vergara con residencia en Reynosa. Silencio de autoridades Ninguna autoridad policiaca o del ámbito militar emitió declaraciones del caso, que coincidió con otro incidente registrado ese sábado en una zona aledaña del mismo municipio de Jaumave cuando cinco personas —según aseguraron dos de éstas— transitaban cerca de un retén y fueron baleadas, muriendo tres, luego que elementos del 77 batallón de la séptima zona militar presuntamente perseguían a otra camioneta que hizo caso omiso del alto que le marcaron los soldados. Ese mismo domingo, agentes de los Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia de Tamaulipas acudieron al lugar del incidente y en el fondo de una barranca encontraron una camioneta Ford con los cuerpos de tres hombres muertos a balazos.

Los cadáveres fueron identificados por sus familiares y uno de los dos sobrevivientes, el conductor de la camioneta Ernesto Picardo García, aseguró que cuando transitaban por la carretera México-Laredo los rebasó un vehículo que al parecer era perseguido por militares. Fue entonces que los soldados les dispararon, por lo que perdió el control y cayeron en la barranca.

Atrae PGR investigación “Se tendrán que esclarecer todos y cada uno de los hechos sucedidos en la carretera a San Luis Potosí.

Quiero comentarles que este caso fue atraído por la Procuraduría General de la República, fue solicitado por ellos y en ese sentido está a cargo del gobierno federal”, aseguró el gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández. El coordinador de la fracción del PAN en el Congreso de Tamaulipas, Alejandro Sáenz Garza, declaró que la presencia de militares en el estado es para garantizar la seguridad de la población, pero que “cualquier exceso debe ser investigado y quedar completamente aclarado”.

Causa temor presencia de militares

11 Oct 2007 En Línea Directa, Reynosa Armando Garcia Rodríguez/EnLíneaDIRECTA

Reynosa, Tamaulipas.-Elementos del Ejército militar sorpresivamente aparecieron en la calle Praxedis Balboa, en el tramo de las colonias del Bosque y La Rosita, donde a bordo de sus tanquetas y otros en infantería se desplazaban sin un objetivo específico, hasta que se introdujeron a un lugar donde arreglan zapatos y a una cancelería.

Varios elementos de la SEDENA a bordo de sus tanquetas, se aposentaron en terrenos aledaños a la Línea del Gas, como es también conocida esa calle, sin someter a revisión a nadie, al parecer en espera de alguna orden. Otros militares corrían de lado a lado de la citada calle estando a punto de ser atropellados, mientras que el tráfico vehicular se retrasaba porque los conductores miraban con interés el movimiento de los militares. Poco después entraron varios en una cancelería, donde fue entrevistado un militar quien daba órdenes y es de suponerse era de alto mando, expuso que sólo se han parado para comprar un espejo que le faltaba a uno de los vehículos, desmintiendo que había un operativo. Pero con la duda de parte de varios medios de comunicación que se encontraban en el lugar, donde comúnmente se manejan esas autoridades Federales, al no brindar ninguna información de las acciones que realizan. Mientras eso sucedía, colonos, automovilistas y comerciantes del lugar se encontraban sorprendidos y temerosos que fuera a suceder alguna balacera o detenciones al por mayor sin ningún justificante.

A %d blogueros les gusta esto: